casa libre de okupas

Cómo mantener a los okupas lejos de mi vivienda

El tema de los okupas se ha multiplicado. Así lo demuestran las estadísticas. Se estima que hay cerca de 100.000 viviendas bajo este problema en las dos ciudades más importantes del país: Madrid y Barcelona. 

Uno de los inconvenientes es que desokupar las viviendas tarda meses. Además, podemos encontrar daños al inmueble que rara vez son subsanados de manera monetaria. Es una situación tensa, con gran cantidad de entresijos legales. ¿Qué hacer? Lo mejor es evitar este problema y blindar la vivienda para mantener lejos a los okupas. 

La prevención siempre es lo mejor contra los okupas

No hay que esperar la llegada de estos indeseables visitantes. Es complicado desalojarlos posteriormente. Además, pueden desencadenarse momentos incómodos y de violencia. Así que lo ideal es blindar tu casa. Evitar que la invadan. ¿Y cómo hacerlo? Toma nota de la siguiente lista de sugerencias al respecto.

Cerraduras impenetrables contra los okupas

Lo primero es una buena cerradura. No te conformes con una cerradura convencional. Requieres una cerradura de seguridad, con barras. A ser posible con varios pasadores y pistones. Y que necesite varias llaves.

Puertas blindadas

Los okupas suelen romper puertas cuando no logran quebrar las cerraduras. Así que debes tener una puerta fuerte, que ni se rompa ni sea fácil de derribar. De esa manera cuentas con una muralla de protección contra los molestos okupas.

La puerta es el punto de entrada. Por ello, es la primera opción por parte de quienes desean entrar. Así que es el sitio que debes reforzar a toda costa. Ten una puerta fuerte, inexpugnable. Ese es un consejo de seguridad que nunca debes obviar para cuidar cualquier inmueble de tu propiedad. 

Enrejado en las ventanas

La puerta no es el único punto débil o sitio de entrada de los okupas. Incluso, se han dado casos donde estas personas entran sin permiso a apartamentos situados en niveles altos. Por eso debes colocar una reja sin importar si tu inmueble es una casa o apartamento en un edificio.

Estas rejas han de ser fuertes más que decorativas. Asimismo, que no sean sencillas de limar o romper. La idea es que un posible okupa desista de intentar violentarlas. 

Alarmas domésticas

Es el recurso que más tiende a usarse en la actualidad. Permite a los dueños de las viviendas estar al tanto, todo el tiempo, de lo que pasa con sus inmuebles. Hay que tener en cuenta que existen:

  • Alarma conectada a CRA: la conexión a una central receptora de alarmas permite avisar a la policía de inmediato. De esta manera, los agentes de la ley pueden llegar de inmediato para frenar la okupación de tu vivienda. Jamás olvides que, en este caso, lo que importa es la respuesta inmediata.
  • Alarma sin cuotas: no es necesario pagar mensualidades. No obstante, tienen el problema de que no anuncian directamente los problemas presentados a la policía. Por ende, tienen una capacidad de respuesta menor a las antes aludidas.
  • Alarma con video y verificación: no solo indica la entrada de intrusos. También los capta y guarda un registro de sus caras. Una manera ideal de reconocer a los culpables del delito de okupas.  

Estas tres modalidades de alarma son las más comunes en el mercado. Puedes conseguirlas y así tener mayor seguridad respecto a tu hogar. Los precios varían, pero nunca está de más hacer esta inversión para alejar a los molestos okupas. ¡Tú vivienda y tu seguridad lo valen! 

Servicio de vigilancia

Varias empresas ofrecen personal de vigilancia a un precio asequible. La idea es que alguien esté pendiente y que los okupas sepan que hay vigilancia ya que siempre actúan a escondidas. La simple presencia de un vigilante los disuade de llevar a cabo la invasión de una vivienda. 

El truco del gas pimienta

Son dispositivos que liberan gas pimienta en cuanto entra una persona sin permiso. También cuando se fuerza una cerradura o ventana. Es una manera ideal de disuadir a quienes invaden tu hogar. Ten en cuenta que se trata de un método muy disuasivo, que busca afectar directamente a los okupas. ¡Una medida extrema, pero sin duda de gran eficacia!Ten en cuenta cada uno de estos consejos para mantener a raya a los okupas. Tu tranquilidad y el buen estado de tu inmueble y las personas que lo habitan lo merece. Por eso, te recomiendo que apliques varias de las alternativas sugeridas a la vez. Tu vivienda es un bien que debes cuidar a toda costa. ¡De ese modo los molestos okupas no te molestarán!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *